Edición 2019

Grenaches du Monde es un evento itinerante y regresará a su tierra natal, la región vitivinícola del Rosellón, para su próxima edición. El Rosellón se convertirá en la capital de la Garnacha en abril de 2019 para la 7ª edición del concurso.

El Rosellón

El territorio de las cuatro garnachas
El Rosellón

La garnacha ocupa un lugar importante en los viñedos del Rosellón. Es una variedad de uva que necesita calor y sequedad, le gustan los largos días calurosos y las noches frescas para llegar lentamente a su madurez; por este motivo, naturalmente, ha encontrado en el Rosellón un lugar privilegiado y es allí donde mejor se ha diversificado reuniendo a toda la familia de las garnachas. Originalmente sólo se encontraba la garnacha tinta, pero poco a poco se fueron desarrollando la garnacha gris (o roja) y la blanca. En la actualidad, representa alrededor del 31% de la superficie del viñedo. Adaptada a estos terruños, se encuentra elaborada en vinos blancos, tintos y rosados, así como también en Vinos Dulces Naturales.

Una cuarta variedad de uva, derivada de la garnacha tinta se ha establecido en el Rosellón: el "Lledoner Pelut". Se parece mucho a su prima la garnacha tinta, tanto por sus características y aptitudes como por sus características organolépticas.

La garnacha tinta se encuentra actualmente en 4 AOC Vinos Dulces Naturales (Banyuls, Banyuls Grand Cru, Maury y Rivesaltes), 9 AOC Vinos Secos (Collioure, Côtes du Roussillon, Côtes du Roussillon Villages y Communes, y Maury sec), y 2 IGP (Côtes Catalanes y Côte Vermeille). Las garnachas grises y blancas, antes reservadas a la producción de vinos dulces naturales, aportan ahora su carácter mediterráneo a los vinos blancos de las mejores producciones del viñedo del Rosellón.

Entre mar y montaña, el Rosellón es un territorio con un paisaje muy variado, con un clima soleado y cálido, favorable para el cultivo de la vid. Auténtico anfiteatro abierto al este sobre el mar Mediterráneo, bordea tres macizos: los Corbières al norte, los Pirineos con el monte Canigou al oeste y los Albères al sur. El Rosellón es un territorio rico en diversidad, como lo reflejan sus 14 DOC y sus 2 IGP.

LOS VINOS DULCES NATURALES

La garnacha es la variedad de uva principal para la producción de Vinos Dulces Naturales. A veces se puede mezclar con la variedad macabeo. Se utiliza en todos las AOC de VDN, a excepción de la AOC Muscat de Rivesaltes. Los Vinos Dulces Naturales, nacidos en la Edad Media y cuyo descubrimiento del proceso de elaboración (encabezado) se atribuye a Arnau de Vilanova en 1285, forman parte integrante de la riqueza del Rosellón y constituyen un patrimonio único. Testigos de la historia, depositarios del alma de los viticultores, estos vinos intemporales e imprescindibles siguen seduciendo por su elegancia y sensualidad. Los VDN de color ámbar y blanco tienen aromas que evolucionan hacia la miel, el café y los frutos secos; los tintos de color de tejas proporcionan aromas de frutas confitadas y cacao...

Los vinos  Rancios secos
¡Cómo hablar del Rosellón sin mencionar los vinos rancios secos! Estos vinos con AOP (Côtes Catalanes y Côte Vermeille) son auténticas joyas del Rosellón y se distinguen por la indicación "Rancio sec". Han pasado por siglos de historia y son un testimonio de la cultura vitivinícola del Rosellón. Elaborados principalmente a partir de la variedad de uva garnacha, estos vinos son secos porque todos sus azúcares se han transformado en alcohol, y rancios porque se han criado en un entorno oxidativo durante varios años donde han adquirido sabores y aromas particulares: el "rancio". Tostado, regaliz en rama, curry, avellanas, frutos secos tostados, aguardiente.... son los aromas que caracterizan a estos vinos tan peculiares.

El Rosellón
Viticultores
Viticultores
2 535
Bodegas particulares
Bodegas particulares
362
Bodegas cooperativas
Bodegas cooperativas
29
Comerciantes
Comerciantes
102
Superficie
Superficie
20 900 Ha
Comercialización
Comercialización
75 milliones de botellas

Lugar del concurso

Perpignan - Rosellón