Selección de los jurados

La evaluación de las muestras corre a cargo de comités de jurados, cuyo número depende del número y el tipo de productos presentados al concurso. El organizador convoca y nombra a los miembros del jurado. Cada comité está compuesto, en principio, por 5 jurados (a ser posible de diferentes nacionalidades). En ningún caso el número de jurados puede ser inferior a 3. Un competidor que sea miembro del jurado no podrá juzgar sus propios vinos. Los miembros del jurado serán personas cuyas cualidades como catadores no puedan ser criticadas. Los jurados están formados por un mínimo de tres miembros, de los cuales al menos dos tercios son catadores competentes y experimentados elegidos entre la industria del vino (viticultores, enólogos, técnicos, comerciantes, distribuidores, representantes de vinos) y sumilleres, comerciantes de vinos, periodistas de la prensa profesional.

Los jurados son seleccionados por el organizador entre los mejores especialistas reconocidos por su experiencia en materia de cata (personas reconocidas en el mundo de la viticultura, la sommellerie, la restauración o la prensa especializada en vinos y gastronomía). Los miembros del jurado rellenarán una declaración de honor mencionando sus vínculos con los vinos. Cada comité funciona bajo la autoridad de un presidente nombrado por el organizador. El presidente del jurado velará por el buen desarrollo de la cata, por la calidad de los vinos servidos, por la cumplimentación de las fichas de cata y por su acreditación.

El presidente del jurado vigila la buena organización de la cata y la calidad de los vinos servidos, controla las fichas de degustación y las acredita.


La misión del presidente es de vigilar que la cata de las muestras se desarrolle correctamente :


  1. Vigilar que se respete el secreto y el anonimato absoluto de los vinos ;

  2. Pedir una segunda botella si lo juzga necesario en el proceso de la cata.


 

Se fija la cantidad total de los jurados internacionales en función del número de muestras.